Cinco cosas que no sabías del Día Internacional del Libro

Publicaciones relacionadas

Utilizamos los libros desde niños para conocer historias y aprender, luego se vuelven útiles herramientas en la vida académica y el resto de nuestras vidas una fuente de conocimiento y placer.

Por eso desde hace más de dos décadas se celebra el 23 de abril el Día Internacional del Libro, como un esfuerzo de decenas de países para fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual.

Te presentamos cinco cosas que no sabías sobre el Día Internacional del Libro y los lectores mexicanos.

1. Muerte de grandes escritores

Fallecieron tres grandes escritores cuyas obras se quedaron marcadas en la historia de la humanidad: el español Miguel de Cervantes Saavedra, autor de Don Quijote de la Mancha; el británico William Shakespeare, dramaturgo creador de obras como Hamlet, Otelo y Rome y Julieta; e Inca Garcilaso de la Vega, hijo de conquistadores este historiador nacido en el territorio de Perú emprendió un proyecto para documentar la historia y cultura de las culturas en América.

2. Inicio de la Conmemoración

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) fue la que bautizó el 23 de abril del Día Internacional del Libro, que empezó a celebrarse en 1996, lo que significa que hoy llevamos 22 años celebrándolo.

Y es que hace más de dos décadas eran pocos los países que se sumaron a la celebración, sin embargo, hoy son más de 100, incluido México.

3. Lectores mexicanos

En México el libro físico sigue siendo uno de los materiales más atractivos para la lectura.

El 45.3% de las población de más de 18 años que esa alfabeta, que sabe leer y escribir, lee libros. Le siguen los periódicos con 43.4% y las páginas de internet, los foros y blogs con 41.8%, según datos del Módulo sobre lectura 2017 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Pero hay que decirlo: en México la mayoría (más del 54%) de la población que puede leer no lo hace, lo que significa que hay mucho trayecto por recorrer en este tema.

4. Más educación fomenta más lectura

Pero regresando a los lectores mexicanos. Conforme el grado de estudio de los lectores aumenta, también crece el tiempo que gastan en leer.

Según datos del Inegi, los lectores que no terminaron la educación básica leen en promedio 28 minutos por sesión de lectura; esta cifra casi se duplica, con 49 minutos, en la población que tiene al menos un grado de educación superior, es decir, de universidad para arriba.

5. Leer no se pelea con nada

La lectura es un placer que no está peleado con otras formas de disfrute ni con otras actividades.

El 15% de los lectores mexicanos mezclan la lectura con otras actividades. De ellos, 39.2% escucha música mientras lee, 27.1% lee mientras trabaja y 11.5% lo hace mientras come. Incluso al hacer ejercicio, salir a caminar tampoco se espante, muchos mexicanos agarran un libro.

Con información de HuffingtonPost