El mejor cliente para los medios de comunicación es el gobierno mexicano: NYT

El día de ayer, el periódico The New York Times publicó un reportaje en el que acusa a Enrique Peña Nieto de haber gastado más dinero en publicidad que ningún otro presidente en la historia de México: casi 2 millones de dólares en los últimos cinco años, según datos del Gobierno recopilados por Fundar, un centro de análisis de transparencia.

Además, cada año los líderes de todos los partidos políticos recaudan cientos de millones de dólares en dinero estatal para publicidad. “Según los ejecutivos y editores involucrados en las negociaciones, algunos secretarios de prensa del gobierno les exigen abiertamente una cobertura positiva antes de firmar un contrato publicitario”, detalla el escrito.

Tras varias entrevistas don editores, ejecutivos y reporteros, el corresponsal de The Nw York Times, Azam Ahamed, concluyó que tanto funcionarios federales como estatales dictan noticias, indicando a los medios de comunicación qué deberían decir y qué no.

El texto incluye testimonios de periodistas que afirman haber sido censurados y varios casos de reportajes que no fueron publicados por un aparente conflicto de interés en de medios de comunicación como: Excelsior, Milenio, La Jornada, El Universal y Aristegui noticias. 

Asimismo, aborda la relación extraperiodística que existe entre medios y el gobierno:

“Otros vínculos comerciales unen a los medios de comunicación con el gobierno. Muchas empresas de medios forman parte de conglomerados más grandes que construyen carreteras u otros proyectos públicos. La misma persona propietaria de Grupo Imagen -una organización que tiene estaciones de radio, canales de televisión y varios medios impresos- también es propietaria de Prodemex, una importante empresa de construcción. Ha ganado más de 200 millones de dólares en los últimos cinco años con la construcción de instalaciones gubernamentales y desempeñará un papel importante en la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México”.

De acuerdo con Ahamed, tanto La Jornada como Grupo Imagen, que es la empresa matriz de Excélsior, no respondieron a las repetidas solicitudes de entrevistas para el trabajo de The New York Times.

Al respecto, medios como El Universal argumentaron que el reportaje no incluye sin mayores pruebas que los dichos de las personas que lanzan acusaciones sin fundamento alguno.