No es homofóbico, sólo no quiere ver a la ciudad dividida

El pasado fin de semana, el precandidato del PRI por la Ciudad de México, Mikel Arriola dijo que el aborto y las uniones del mismo sexo en la capital deben ir a consulta.

Dichas declaraciones provocaron que algunas personas lo acusaran de intolerante y homofóbico, a lo que el precandidato contestó:

“Profundo respeto a todas las expresiones, grupos, lo que planteamos es que en temas que dividen a la sociedad hay que abrir consultas y de eso se trata, no creo que haya que darle mayor importancia que esa”.

Es cierto que el precandidato puede tener su propia postura y expresarla, lo curioso es que quiere enviar a consulta derechos que ya se han constituido, leyes que ya se han ganado.