Marchas “endulcoradas”

El tema de las marchas sigue siendo algo que raya en el tabú: a los “marchantes” no se les puede tocar ni con el pétalo de un tolete, según nuestras augustas y adoradoras del derecho a la libre expresión autoridades.

Sin embargo mientras que por un lado defienden a ultranza el derecho de pocos para joderle la vida a muchos tapando calles y paralizando el tránsito vehicular de la ciudad más complicada de occidente, por el otro quieren que esta “libertad de expresión” no sea tan libre.

Es verídico que los diputados están queriendo reglamentar las marchas (cualquiera que haya vivido en esta ciudad el tiempo suficiente se reirá y pensará “¿otra vez?”) con una serie de reglas idiotas.

Legisladores del PRI, PAN y del Verde pretenden pasar una iniciativa de ley que, según sus muy eufemísticas palbras “regule las marchas sin coartar su derecho a realizarlas”.

En teoría para manifestarse uno tendrá que señirse a estas reglas:

  • Hacerlo entre las 11 y 18 horas
  • Dar aviso a las autoridades con 72 horas de antelación
  • Deberán de marchar sin armas
  • No se permitirán ni las injuarias ni la violencia
  • Sólo se podrán realizar en lugares públicos
  • Al marchar sólo podrán ocupar el 50% de las vialidades.

Seguramente más de un seudo-maestro del SNTE se debe de caer de la risa al escuchar estos “lineamientos”.

La verdad es que, como siempre pasa, si llega a ser aprobado quedará en vil letra muerta.

¿Crees que los manifestantes respetarán este tipo de reglas?