A quemar libros

La cadena televisora HBO dio a conocer el trailer de su nueva serie basada en la novela de Ray Bradbury, Fahrenheit 451.

Si no la has leído (cosa que debería de ser obligatoria para cualquiera que crea que tiene una opinión) el argumento es brutalmente sencillo: en una sociedad cada vez más preocupada de mantenerse al día con sus programas de televisión favoritos (que se proyectan en enormes pantallas) los libros han pasado a ser un delito.

Poseerlos y coleccionarlos es un delito que puede acarrear muchos problemas; al momento que las autoridades descubren una biblioteca, ésta es quemada inexorablemente por brigadas especiales de bomberos. El título de la novela nos refiere directamente a la temperatura a la que arde el papel.

Parece increíble que una novela escrita a mediados del siglo veinte tenga una vigencia tan brutal. Ahora más que nunca, en esta modernidad, la gente está más preocupada de lo que ocurre en sus pantallas; tal vez no programas televisivos, pero si redes sociales y emisiones de YouTube, que nos distraen y nos hacen olvidar lo que es realmente importante.

Tal vez hoy no esté prohibido tener libros y tampoco estos sean quemados, sin embargo, les está ocurriendo algo peor: los estamos olvidando.

Poca gente lee; los libros han caído en el desuso y en el olvido y creo que eso es terrible.

¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro?

Mientras nosotros nos neguemos a leer cosas trascendentes, libros que han inspirado a otras generaciones, estaremos condenados a ser simples peones de la política y sus “líderes”.

El problema no es que “nos laven el cerebro los medios”, el problema es que la falta de lectura ha evitado que desarrollemos un pensamiento analítico y crítico. Y eso es muy grave.

¿Cuándo vas a empezar a leer?