¿Tú también Denise?

Las elecciones presidenciales del año que entra prometen ser un verdadero momento histórico y, como ocurre en épocas de cambio, los personajes empiezan a mostrar sus verdaderos colores o, como dice la sabiduría popular, a mostrar el cobre.

¿Cómo es posible que alguien que se dice de “izquierdas”, progresista y que está en contra del régimen de corrupción en el que nos encontramos sumergidos se pueda cambiar de caballo tan fácilmente?

Estoy hablando de Denise Dresser quien, sin tapujo o vergüenza alguna, se subió al tren del mal hadado “Frente Ciudadano”.

Al lado de “personalidades” como Vicente Fox, Diego Fernandez de Ceballos, Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano entre muchos otros.

Todos ellos oportunistas políticos que se olvidaron de ideologías y de posiciones para meterse todos en la cama y, de forma antinatural, crear un amasiato cuya única finalidad es la de aferrarse al poder.

Sin duda alguna tristes y patéticos vividores del presupuesto.

Para acabarla de amolar, ella junta su voz a la de personalidades como Rubén Aguilar, Jorge G. Castañeda, Carlos Alarzaki, Fernando Gómez Mont, Sergio Aguayo y Héctor de Mauleón entre otras “voces independientes”.

No cabe duda de que Denise acaba de mostrar de que está hecha y de que, como casi todos los “comunicadores” con los que se está juntando, tiene una etiqueta de precio a la cual no es muy difícil acceder.

Qué lástima…