Cuenta AMLO sus historias en las Cascadas de Agua Azul

Tristeza y preocupación prevalecen entre los pobladores de Agua Azul, debido a que la cascada principal de este centro ecoturístico, La Golondrina, se secó hace tres días al desviarse el río que la alimentaba.

Al respecto, a través de un mensaje de Twitter, López Obrador comentó que en varias ocasiones durmió a las orillas de las cascadas y que incluso se durmió arrullado por la caída del agua, la misma que ahora cae en menor medida en este atractivo turístico mexicano.

“Conocí las cascadas de Agua Azul hace más de 40 años; varias veces guindé la hamaca en los árboles de sus orillas y dormí con el arrullo de la caída del agua. Por eso me entristece lo sucedido. Naturalmente, estoy más que comprometido con la recuperación de la selva tropical”, fue el mensaje de Andrés Manuel.

El tabasqueño acompañó su mensaje con un video de cómo ha cambiado el flujo del agua en este atractivo chiapaneco.

 

El nivel del agua comenzó a bajar a partir del sismo del pasado 7 de septiembre, pero hace tres días bajó dos metros, informó Alberto López Urbina, presidente de la Sociedad Cooperativa de las Cascadas de Agua Azul, que administra el centro, ubicado en el norte de Chiapas, que cada año recibe a unos 200 mil turistas.